Rehabilitación post Covid

Prevención y tratamiento de riesgos de contusiones relacionadas con el deporte
16 abril, 2020

¡Hola a tod@s!

Después del alta hospitalaria tras pasar el Covid, se hace necesaria una rehabilitación para recuperar aquellas funciones que se han visto mermadas debido a la enfemedad. Vamos a detallar algunas pautas recomendadas por el área de fisioterapia respitaroria de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica.

En aquellos pacientes que presenten un deterioro importante de la capacidad funcional
comenzaremos por facilitar la realización de las actividades de la vida diaria, básicas e
instrumentales.

Ejercicios de entrenamiento de fuerza-resistencia

  • Frecuencia: a diario.
  • Tipo: para entrenamiento a domicilio, se pueden utilizar pesos libres o bandas elásticas (si se tienen), o botellas de agua, kilos de alimentos, o el propio peso corporal. Se recomiendan ejercicios que sigan movimientos funcionales (ej. sentarse-levantarse de una silla, subir-bajar pesos de una altura parecida a un armario, etc.).
  • Dosis e intensidad: de cada ejercicio se harán 2-3 series. En cada serie se realizarán tantas repeticiones del movimiento hasta que el paciente llegue a una fatiga en la escala de Borg de
  • 3-4 (en fases iniciales), o de 5-6 (en fases más avanzadas de tolerancia al ejercicio). Se respetará 1‘ de descanso entre series, realizando control respiratorio con labios fruncidos si es necesario.

Entrenamiento de resistencia aeróbica

  • Frecuencia: a diario.
  • Intensidad: la recomendación general es realizar ejercicio de intensidad ligera a moderada, que corresponderá a una sensación de dificultad respiratoria (o fatiga) de 3-6 en escala de Borg moderada.
  • Tiempo: mínimo 10 minutos, ideal 30 minutos.
  • Tipo: se recomienda ejercicios que impliquen grandes grupos musculares (ej. Subir y bajar escaleras, caminar por casa (aunque el espacio sea limitado), saltar en estático, correr en estático). Y se realizará trabajo por series, siguiendo esta pauta: 30” de trabajo (sensación en escala de Borg leve-moderada 3-6) y con 1’ de descanso (sensación en escala de Borg debería bajar entre 0 y 3).

Además, hemos de tener en consideración la posible debilidad de los músculos respiratorios en aquellos pacientes que han sufrido un ingreso en UCI y han estado con soporte ventilatorio. En este caso, cuando sea posible, estableceremos la valoración de la fuerza de estos a través de las presiones respiratorias máximas, y pautaremos cuando exista debilidad, un programa de entrenamiento de los músculos respiratorios.

Finalmente, con el fin de humanizar el proceso de recuperación, se buscará la implicación de la familia como apoyo directo para el paciente, especialmente si ha padecido DAUCI. Para ello, se informará a los familiares más cercanos sobre el plan de salud y del programa de entrenamiento individualizado. A su vez, se recogerá información sobre las necesidades más inmediatas y se establecerá una línea de comunicación con el servicio de Fisioterapia para solucionar cualquier duda. De esta forma, se pretende garantizar una adecuada adherencia y cumplimiento con el programa.

Cada paciente es diferente, por lo que es importante ponerse en menos de un profesional que ajustará el tratamiento de rehabilitación a las características personales de cada uno.

Un saludo y hasta el próximo post.