Psicología infanto-juvenil

En muchas ocasiones nuestros hijos, ya sean pequeñitos o adolescentes, tienen problemas que no sabemos muy bien como resolver.

Algunos de estos problemas pueden ser:

MIEDOS, FOBIAS Y TERRORES NOCTURNOS

Los miedos mas comunes son:

  •  Miedo a la separación: Son de los primeros en aparecer y se caracteriza por un intenso miedo a  ser alejado de los padres, o familiares, se trata de un miedo altamente adaptativo y de supervivencia.
  • Miedo a los extraños: Es un miedo innato y universal…
  • Miedo a la oscuridad: Produce gran ansiedad por la noche y sobre todo a la hora de acostarse, provocando malestar y temor a dormir solos o quedarse a oscuras, va asociado a diferentes tipos de miedos como a los monstruos, ladrones, brujas, seres imaginarios…
  • Pesadillas: Suelen aparecer entre los 3 y 6 años y tienen un alto contenido de ansiedad que recordaran levemente cuando se despierten. En el caso de los terrores nocturnos tendrán un despertar brusco acompañado de gritos , lloros, ojos abiertos ,gran confusión y desorientación, sin que el niño responda a los esfuerzos para despertarlos y sin recordar nada de lo sucedido al despertar una vez haya finalizado el sueño.

TRASTORNOS ALIMENTARIOS

Se podría decir que un trastorno de alimentación no es sólo un problema de alimentación, si no que tiene otros muchos aspectos, su recuperación será un proceso en el que la persona ira descubriendo lo que realmente esconde y que dificultades tiene más allá de la alimentación.Te puedes encontrar con varios trastornos, los más comunes son:

  • Anorexia: Distorsión en la percepción del peso y de la imagen corporal, terror a engordar aun estando por debajo del peso, restricción voluntaria de la comida, aislamiento social, ejercicio compulsivo, conducta alimentaría extraña, disminución de ingesta de líquidos, aumento de horas de estudio, pesarse compulsivamente, tomar laxantes y diuréticos, desinterés sexual, dificultad de concentración, irritabilidad…
  • Bulimia: Episodios recurrentes de atracones, vómitos autoinducidos, uso de laxantes y diuréticos, ayuno o ejercicio físico excesivo, almacenar comida, evitar comidas sociales, baja autoestima, irritabilidad, cambios bruscos de humor…

ACTITUD DESAFIANTE

Se trata de un patrón de comportamiento desobediente , hostil y desafiante hacia figuras de autoridad. Desobedece activamente a los adultos, siente ira y resentimiento hacia los demás, discute con los adultos, culpa a los otros de sus errores, se involucra en problemas constantemente, pierde la paciencia con facilidad, es rencoroso, susceptible …

Este comportamiento conlleva problemas significativos en la escuela o en su vida diaria.

ANSIEDAD Y ESTRÉS

Cuando un niño se ve sometido a cambios importantes en su vida, puede mostrarse irritable, nervioso, alterado y desbordado por la situación. Decimos entones que el niño sufre un cuadro de estrés y ansiedad.

Los motivos pueden ser variados…desde la perdida, la separación, conflictos de los padres, aumento de las tareas de clase… El estrés bloquea al niño y reacciona de forma impredecible. El niño no se dará cuenta de que sufre estrés. Por eso deben ser los padres los que estén atentos a los síntomas.

Síntomas: Perdida de apetito, dolor de cabeza, pesadillas, alteraciones del sueño, alteración del estado de animo como rabia, llantos, gimoteo, rabietas ,comportamiento agresivo miedo a alejarse del adulto, aparición de nuevos miedos, incapacidad de concentrase, regresión a comportamientos de la infancia, ansiedad…

DEPRESIÓN

La depresión en adolescentes es un trastorno que implica tristeza, desanimo, perdida de la autoestima. puede cambiar la forma en como los adolescentes se ven a si mismos y a sus vidas así como a las personas de su entorno, perdida de apetito, dificultad de concentrarse, dificultad de toma de decisiones, perdida de memoria, fatiga, irritabilidad, baja autoestima, problemas de insomnio, tema recurrente de la muerte.

Las causas de la depresión en la adolescencia  pueden tener su origen en acoso en la  escuela, abuso o maltrato, falta de destrezas sociales, dificultad de aprendizaje, enfermedad crónica, acontecimientos estresantes (divorcio, muerte…)

CELOS

Los niños celosos pueden manifestar algunas de las siguientes conductas: cambios de humor no justificado, lloros frecuentes sin motivos, tristeza acompañada de verbalizaciones de no sentirse querido, cambios en la expresión verbal y gestual (volverse mas infantil), alteraciones en las comidas (pedir que le den de comer), alteración del sueño (pedir dormir con los padres), negativismo, dificultad para obedecer…

El motivo para estas conductas suele deberse a la aparición de un elemento nuevo en sus vidas como puede ser el nacimiento de un hermano, nuevos compañeros…

PROBLEMAS DE IDENTIDAD SEXUAL

El concepto de rol sexual hace referencia a la identificación y reproducción por parte del niño o niña de ciertas conductas consideradas socialmente como típicas de hombres o de mujeres.

En determinados casos se produce una disociación entre el sexo anatómico del niño o la niña y su identidad sexual. Esta disociación produce un malestar que se manifiesta en el deseo de pertenecer al otro sexo. Esto se plasmará en distintas conductas como intereses en determinados juguetes, deseo de vestirse con la ropa del otro sexo, preferencias hacia roles y actividades imaginarias, preferencias para relacionarse con sus compañeros…

INSOMNIO

El insomnio es una de las quejas mas frecuente en psicología infantil. Se puede considerar que un niño padece insomnio cuando necesita mas de 45 minutos para dormirse al menos dos veces por semana, o se despierta totalmente al menos una vez por semana. Existen varios tipos de insomnio:

  • Insomnio debido a hábitos incorrectos: El origen del problema se debe a la adquisición de hábitos adquiridos, consentidos y reforzados por  los padres. Las consecuencias más inmediatas son la irritabilidad, la dependencia, inseguridad e incluso agresividad…El tratamiento más efectivo es la reeducacion de los hábitos de sueño mediante técnicas conductuales.
  • Insomnio por causas psicológicas: Cuando el insomnio aparece en un determinado momento del desarrollo del niño sin historia previa de episodios, puede tratarse de un insomnio transitorio producido por muchos factores. Las consecuencias del insomnio pueden producir al día siguiente fatiga, alteraciones del estado de animo, problemas de rendimiento, etc. Algunos estudios  relacionan episodios de insomnio recurrentes en la infancia con una vulnerabilidad a padecer trastornos depresivos de adulto, por ello la importancia de su tratamiento.  En este caso de insomnio el tratamiento ira dirigido a solucionar el problema que causa la ansiedad.
  • Insomnio psicofisiológico: Se trata de un insomnio aprendido que se desarrolla  como consecuencia de una tensión condicionada y somatizada. Los niños con este tipo de insomnio reaccionan frente al estrés somatizando la ansiedad con agitación, aumento de la tensión muscular, etc. La consecuencia es una dificultad importante para conseguir el sueño.

“BULLING” O ACOSO ESCOLAR

El Bulling se refiere a todas aquellas conductas agresivas, intencionadas y repetitivas que ocurren sin motivo aparente y son adoptadas por uno o varios estudiantes contra otro durante un tiempo prolongado.La victima de tal acoso, sufre callada en la mayoría de  los casos. Este maltrato intimidatorio le hace sentir dolor, angustia y miedo, hasta tal punto que en algunos casos lleva a consecuencias terribles. Los niños intimidados con frecuencia no saben como responder a un comportamiento agresivo. El acoso se vera reflejado en conductas de insomnio, perdida de apetito, ataques de ira, mayor agresividad hacia hermanos, evitará de ir a clase, cambios de ruta…

La terapia ira dirigida a enseñarles habilidades sociales, autoestima, asertividad y herramientas psicológicas.

La persona que ejerce el acoso lo hace para imponer su poder sobre el otro, a través de constantes amenazas, insultos, agresiones o vejaciones. El uso de la agresión por parte de un niño para resolver los conflictos es un comportamiento aprendido. Si no se controlan estas conductas, empeoraran según crece el niño.

DUELO EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

La vivencia del duelo varía en función de la edad, el concepto de muerte y la vivencia del duelo cambia. Los duelos les afectan más porque todavía no tienen los mecanismos de defensa, estrategias de afrontamiento, la fuerza emocional ni la madurez necesaria para hacer frente a una situación como esta.

ENURESIS O INCONTINENCIA URINARIA

La enuresis se dá cuando una niño mayor de 6 años se orina encima tanto por el día como por la noche provocando malestar al niño y los padres.

Lo primero que se debe hacer es descartar un componente orgánico, es decir, que todos los órganos funcionan correctamente y una vez descartado podremos realizar la intervención terapéutica.

La enuresis puede verse acompañada de trastornos del sueño, ansiedad, impulsividad, déficit de atención, hiperactividad… por eso es tan importante acudir a terapia tanto psicológica como con el fisioterapeuta de suelo pélvico que ayudará a reeducar el control de esfínteres.

ENCOPRESIS

 

Es la pérdida de heces de forma repetida, involuntaria y en lugares no apropiados como por ejemplo detrás de las cortinas o en un rincón. El niño con encopresis se siente avergonzado y evitara las situaciones como excursiones, acampadas, etc. Cuando la incontinencia es claramente deliberada puede implicar un trastorno desafiante o disocial.

La particularidad del trastorno hace que a veces el niño sea rechazado y evitado por el resto, de forma que puede tender al aislamiento y tener una baja autoestima. La terapia ira dirigida a reducir la tensión familiar, crear un ambiente seguro, dar refuerzo positivo al niño, realizar un registro de las defecaciones y fisioterapia de suelo pélvico para la reeducación de esfinterés y trabajo muscular. Se debe incluir a los padres en el tratamiento, si los padres son capaces de asumir la relación entre el síntoma del niño y el funcionamiento familiar, el síntoma a menudo desaparece.