Psicología en personas mayores

No nos podemos olvidar de nuestros mayores, toda una vida trabajando y esforzándose al máximo para darles lo mejor a sus familias. Por eso es tan importantes cuidarlos en esta etapa de la vida, la cuál deberían de disfrutar al máximo.

Existen muchos casos en los que pueden necesitar ayuda profesional:

DEPRESIÓN

Acontecimientos de la tercera edad como  los trastornos médicos crónicos y debilitantes, la pérdida de amigos y seres queridos, la incapacidad para realizar las actividades en las que antes disfrutaba, pueden resultar una carga emocional para la persona.

Pueden sentir una pérdida de control  sobre la capacidad de decisión de su vida debido a los problemas de visión, audición, movilidad así como recursos económicos limitados… estos  factores conducen a sentimientos negativos como la tristeza, la ansiedad la soledad… La consecuencia mas grave de todos estos factores seria la depresión.

La depresión crónica tiene consecuencias físicas y mentales que pueden complicar un problema de salud ya existente y desencadenar nuevas preocupaciones.

El índice de mortalidad de la tercera edad que tienen depresión y sentimientos de soledad es  mayor que el de aquellos que están satisfechos con sus vidas. Las personas deprimidas de la tercera edad padecen insomnio y pérdida de memoria así como tiempos de reacción más largos que aumentan los riesgos en actividades como el cocinar o conducir.

La terapia puede ayudarles a desarrollar estrategias para combatir la depresión y desarrollar tácticas positivas.

ALZHEIMER Y DEMENCIAS SENILES

Es un estado de deterioro del funcionamiento cognitivo que hace imposible el funcionamiento normal de las actividades básicas e instrumentales de la vida  diaria.

La demencia no es una enfermedad sino que  es el conjunto de un deterioro causado por decenas de enfermedades. La más conocida es el Alzheimer (es la causa de más del 60% de los casos de demencias) pero hay otras como la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Huntington, enfermedad por los cuerpos de Levy, etc.

Los primeros síntomas son olvidar los nombres de personas  recién conocidas, olvidar donde  pone los objetos cotidianos, tener problemas para encontrar las palabras adecuadas en una conversación. En una etapa más avanzada los síntomas son desorientación en lugares familiares, no saber la fecha, olvidar hechos recientes, sentirse frustrado y desanimado a menudo como consecuencia de  su incapacidad para realizar las cosas, aislamiento, no toma parte en las conversaciones, alteraciones de la personalidad, el lenguaje puede volverse confuso, etc.

En Nova-fisio apostamos por la estimulación cognitiva que ayudará a enlentecer el ritmo del deterioro cognitivo de la persona.

OTROS TRASTORNOS COGNITIVOS

El deterioro cognitivo sin enfermedad especifica, es la alteración de una o varias funciones intelectuales que no llegan a distorsionar notablemente la capacidad de relación social, familiar, laboral o de la vida diaria. Cuando los deterioros si afectan a la vida diaria se dominan demencias.

La evolución de los trastornos cognitivos del anciano es muy variable, el deterioro de las capacidades ejecutivas y de la memoria experimentan una progresión muy lenta a partir de los 60 años…

El objetivo principal será prevenir los factores que puedan acelerar este proceso y llegar a alcanzar una mayor calidad de vida.