Nutrición en la tercera edad

 

La alimentación proporciona los nutrientes y la energía necesaria para mantener nuestro organismo sano.

Numerosos estudios demuestran que una buena alimentación en edad avanzada reduce el riesgo de hipertensión arterial, osteoporósis, enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer. El envejecimiento conlleva cambios en el organismo que afectan a la nutrición.

Los requerimiento nutricionales en la persona de edad avanzada no son los mismos que en las edades más jóvenes. La desnutrición calórico-proteica es muy común entre las personas mayores. Una desnutrición es un factor de riesgo en muchas patologías. Déficit en micronutrientes (vitaminas y minerales) como la vitamina D así como una correcta hidratación son factores a tener en cuenta en esta fase.

Generalmente, las personas mayores sueles tomar una gran variedad de medicamentos.  Existe una amplia gama de fármacos que  interfieren en la absorción, metabolización o eliminación de macronutrientes (proteínas, hidratos de carbono y lípidos) y micronutrientes.

Por ello, no debemos descuidar la alimentación de las personas mayores. En nova-fisio adaptamos las necesidades individuales de cada persona en función de su rango de edad y requerimientos específicos.