Nutrición durante el embarazo y la lactancia

Durante el embarazo el cuerpo de una mujer sufre numerosos cambios hormonales así como necesidades nutricionales específicas para el desarrollo del bebé. Es una etapa sujeta a alteraciones físicas y psíquicas y en la que debemos de prestar atención a la alimentación que llevamos ya que esta puede interferir en el correcto desarrollo del feto. Durante el embarazo debemos controlar el peso de la madre puestos que un aumento excesivo de peso puede acarrear diabetes gestacional y complicaciones durante el parto. Además, un aporte inadecuado de nutrientes durante el embarazo puede provocar un déficit en la madre.

Durante los primeros meses de vida de nuestro bebe, el mejor alimento que podemos ofrecerle es la leche materna. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la lactancia materna debe de ser el método de elección para alimentar a todos los bebés de manera exclusiva durante los seis primeros meses de vida. La leche materna cubre todas las necesidade energéticas y nutricionales que el bebé necesita para asegurarle un crecimiento óptimo.

La leche materna y la alimentación de la madre están relacionadas, en especial, en la cantidad de vitaminas y minerales, y en la calidad de los ácidos grasos. Estos son los principales nutrientes que se relacionan con el tipo de alimentación que lleva la madre. Por ellos, es fundamentar evitar déficit en la madre de minerales como el yodo o hierro así como de ácidos grasos esenciales. El resto de nutrientes (proteínas e hidratos de carbono), son extraídos de las reservas maternas por ello debemos de asegurarnos que la madre cuenta con la reservas suficientes como para no evitar déficit en la propia madre.

En NOVA-FISIO te ayudamos a controlar tu alimentación durante el embarazo y la lactancia  para que solo tengas que disfrutar de estas magníficas etapas sin complicaciones.