Masaje anticólicos para bebés

El masaje para bebés es una técnica de antigua tradición que mediante el tacto y elongaciones musculares consigue relajar y que se beneficie tanto psicológicamente como físicamente todo el cuerpecito del bebé, favoreciendo su desarrollo.

También fomenta el lenguaje corporal del peque y crea un vínculo familiar más sólido.

Entre sus grandes beneficios encontramos:

  • Aumenta el vínculo afectivo y de confianza de los bebés, por el contacto con la mirada, la sonrisa, las caricias, los abrazos, el olor. La continua interacción fortalece la calidad de las relaciones familiares y aumenta la confianza.
  • Ayudan a que se relaje y alivia el estrés del día al tener delante un mundo nuevo que descubrir, donde todo es nuevo y le llama la atención.
  • Ayuda a su desarrollo psicológico ya que cambia patrones de comportamiento, reduce los umbrales de miedo y excitación, mejora el aprendizaje, y ayuda al bebé a integrar las rutinas y los hábitos en su día a día.
  • Evita el estreñimiento, los cólicos y los gases muy frecuentes a estas edades.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Favorece la circulación con un mayor aporte de oxígeno y nutrientes a sus tejidos y activación del sistema linfático.
  • Fortalece el sistema respiratorio y el sistema muscular, mejorando y reforzando sus funciones y capacidades.
  • Ayuda a la recuperación del peso en bebés prematuros u hospitalizados, ya que estimulamos al sistema nervioso que facilita la absorción de alimentos y produce un aumento de peso.

El masaje infantil se debe comenzar a realizar desde los primeros meses de vida. En Nova-fisio enfocamos el masaje a prevenir y reducir los cólicos del lactante, tan comunes a estas edades.