Fisioterapia para personas mayores

La fisioterapia para personas mayores, también se llama fisioterapia geriátrica, previene y trata lesiones y patologías propias del envejecimiento, reduciendo el dolor, restaurando la movilidad, mejorando el equilibrio, aumentando la confianza y la autonomía de la persona.

También las actividades grupales de mantenimiento senior y estiramientos ayudan al mantenimiento y mejora las capacidades físicas y psicosociales de las personas mayores.

Los cambios que se producen por la edad pueden llevar a no poder realizar las actividades de la vida diaria, o aparecer dolor o verse disminuida la movilidad.

El fisioterapeuta te asesorará en todo momento para comprender los cambios y ayudar a recuperar las capacidades perdidas o para aprender a desarrollar otras nuevas o adaptar las ya aprendidas.

La fisioterapia en personas mayores está enfocada a eliminar el dolor, mejorar la propiocepción de las articulaciones, mejorar el estado físico general, reeducar la marcha, evitar las caídas, enseñar las transferencias para aumentar la autonomía, promover la independencia y asesorar a familiares para disfrutar de una vida larga y saludable.

Las patologías en las que está indicada la fisioterapia geriátrica son entre otras:

  • Artrosis y artritis.
  • Derrame cerebral.
  • Parkinson.
  • Alzheimer.
  • Demencias.
  • Osteoporosis.
  • Prótesis de rodila y cadera.
  • Reuma.
  • Mala coordinación y equilibrio.
  • Fracturas.
  • Limitaciones funcionales.
  • Incontinencia urinaria y fecal.
  • Bursitis.
  • Rotura del maguito de los rotadores.