Ecografía

La ecografía musculoesquelética (EM) es una técnica cada vez más importante en la práctica clínica diaria, tanto en el diagnóstico como en el posterior tratamiento.

Es una herramienta que proporciona un estudio objetivo dinámico, eficaz, indoloro y en tiempo real, de los tejidos musculoesqueléticos, y resulta sumamente útil en el proceso de atención en fisioterapia, facilitando la toma de decisiones al fisioterapeuta.

Entre las aplicaciones de la EM en fisioterapia están las intervenciones mínimamente invasivas, como es la aplicación de la técnica de electrolisis percutánea para el tratamiento de las tendinopatías o la punción seca en el síndrome de dolor miofascial.

La imagen ecográfica permite al fisioterapeuta revaluar los posibles cambios en la estructura y correlacionarlos con la mejora en la condición clínica del paciente a corto, medio y largo plazo de forma inocua y rápida.

La ventaja fundamental de la EM es que el principal beneficiario de la misma es el paciente, ya que se le puede ofrecer un programa de fisioterapia más racional, estrategias terapéuticas más seguras y más precisión en determinadas técnicas, y con ello una mejora en la efectividad del tratamiento.