Drenaje linfático manual

Es una técnica que se realiza mediante movimientos suaves, lentos y repetitivos  actuando sobre el sistema linfático. Dentro de la gama de los masajes es la técnica más acogedora y sutil, donde en ningún momento se produce dolor ni enrojecimiento de la piel, por eso es muy apropiado para personas con un umbral del dolor bajo.

El drenaje linfático manual está indicado en:

  • Edemas y linfedemas.
  • Preoperatorios y postoperatorios.
  • Piernas cansadas y doloridas.
  • Embarazo.
  • Diabetes.
  • Artrosis.
  • Post-mastectomías
  • Post-histerectomias.

Sus beneficios son múltiples, podemos destacar:

  • Estimula el sistema linfático.
  • Estimula el sistema inmunitario.
  • Reduce el edema dinámico y estático.
  • Elimina toxinas.
  • Aumenta la diuresis (orinar más).
  • Prepara a los tejidos para cicatrizar más rápido y recuperarse mejor.
  • Relaja profundamente.
  • Favorece la regeneración de los tejidos.

Aunque es una técnica en la que realizan maniobras muy suaves, es muy efectiva y potente y existen algunas contraindicaciones en las que no se puede realizar, de las que destacan:

  • Enfermedad renal y cardiaca.
  • Cáncer.
  • Algunas enfermedades de la piel.
  • Trombosis y embolias.

Para obtener los mejores resultados del drenaje linfático manual es necesario realizar un mínimo de 4 o 6 sesiones aunque varía según la persona y la patología a tratar pudiendo necesitar más sesiones. Es muy importante la prevención diaria y en la mayoría de los casos mantenimiento.

En Nova-Fisio somos expertos en drenaje linfático manual, te asesoraremos sobre tus necesidades para poder resolver la patología con éxito.