Fisioterapia en disfunciones sexuales

La sexualidad empieza a dejar de ser tabú y empieza a formar parte de nuestro día a día y a complementarnos como personas. Aún así, para muchas mujeres y hombres, el sexo sigue siendo algo misterioso, algo prohibido, algo de lo que avergonzarse, un problema que se sigue sufriendo en silencio.

Por eso, desde Nova-Fisio, trabajamos para que mujeres y hombres puedan disfrutar plenamente de su sexualidad sin problemas, sintiéndose seguros de sí mismos y dueños de su placer.

Según algunos estudios científicos, el 31% de hombres y el 43% de mujeres sufren alguna disfunción sexual a lo largo de su vida, en los cuales el tratamiento conservador fisioterápico es muy beneficioso, normalizando los tejidos implicados, aumentando la sensibilidad y en consecuencia aumentando el placer sexual. Cada vez las relaciones sexuales se mantienen a más temprana edad, por lo que debemos conocer lo que es una relación sexual saludable y placentera para ambas partes. Te asesoraremos al respecto para poder conseguir una relación sexual plena y satisfactoria.

Las disfunciones que pueden aparecer son:

En la mujer:

  • Vaginismo.
  • Anorgasmia u orgasmos muy débiles.
  • Dolor en la vulva.
  • Dolor en las relaciones sexuales: antes, durante o después.
  • Falta de sensibilidad genital o de placer sexual.
  • Infertilidad funcional.

En el hombre:

  • Problemas de erección.
  • Eyaculación precoz.
  • Enfermedad de Peyronie, etc

Las sesiones consisten en realizar una historia clínica y una valoración. La valoración se realiza externamente e internamente, esto implica tener que realizar maniobras intracavitarias tanto para la valoración como para el tratamiento. En su inmensa mayoría suelen ser técnicas indoloras y muy agradables, en todo momento se mantiene tu intimidad y te haremos sentir cómoda y respetada.

Te asesoraremos para sacar el máximo rendimiento a cada sesión y plantearemos ejercicios sencillos para realizar cómodamente en casa. Nuestra especialista está para ayudarte y resolver todas tus dudas al respecto.

Muchas veces estos problemas aparecen a raíz de partos rápidos, complicados, demasiado largos, instrumentalizados o por la realización de episotomías y cesáreas donde se generan adherencias en los tejidos y viéndose alterada la función sexual y las sensaciones antes, durante o después de las mismas. O quizás estás intentando quedarte embarazada y, aunque fisiológicamente no exista ninguna alteración, no lo consigues.  También pueden aparecer en la menopausia donde las alteraciones hormonales producen mayor sequedad vaginal y por tanto dificultad a la hora de llegar al orgasmo o tenerlo muy débil, sentir puntos dolorosos durante la penetración o sensación de quemazón al finalizar.

Trabajamos por y para ti con cuidado, discreción y confianza, para que no te pierdas esta maravilla de la naturaleza, el poder disfrutar plenamente de tu sexo y de tu pareja y poder levantarte cada día con una sonrisa.

 

“Una sexualidad plena y satisfactoria hace tu día a día más feliz”